RECIENTES: Matan a hombre en ataque armado en centro de Tlapacoyan, Veracruz    Llevará tiempo regresar a condiciones normales de convivencia social en el estado, señala la SEV    El debate fue un circo con cinco payasos: Congreso Nacional Ciudadano    FGE podría investigar a Hipólito Rodríguez    Policías sí serían capacitados en Puebla: Alcalde de Xalapa    Ejecutan a joven afuera de la Fiscalía; iba a declarar sobre atentado en su contra    Se declara Meade ganador del primer debate presidencial    Confirma gobernador detención de 9 elementos de la Policía municipal de Catemaco    México vive un proceso electoral con intensidad: Peña Nieto    Brilla Alvarado en Cancún    IMSS RECIBE A TRILLIZOS EN AGUASCALIENTES    Hallan cuerpo “encobijado” en camino de terracería en Fortín    Incumplen 68 Ayuntamientos con proceso de entrega-recepción: Orfis    

"Veracruz de Luto"

Carlos H. Tenopala Mié, 31 de Ene 2018 12:00 PM
Diez para las Doce

Por: Carlos H. Tenopala

img

A lo largo de nuestra vida, la muerte nos acompaña estando presente en todo momento en nuestros pensamientos, recordándonos que todo inicio tiene un fin y que en el simple acto de vivir se encuentra implícito el acto del morir. Culturalmente los mexicanos estamos acostumbrados a la muerte. Desde pequeños convivimos con ella tan es así que se ha llegado a decir que en México no se le teme más bien se ríe de ella, pero esta afirmación está muy alejada de la realidad, el ser humano nunca está listo para el fin de sus días y mucho menos se encuentra preparado para la muerte de un ser amado, como es la pérdida de un hijo. Y esto me lleva a recordar una frase de un libro de Laila Martínez Ayub, la cual a la fecha sigue resonando en mi cabeza; “La muerte de un hijo es algo que le cuesta mucho trabajo entender a la mente humana, pareciera que algo está equivocado, que rompe con una ley de la vida”.

Solo han trascurrido dos semanas de la aparición de 9 cuerpos desmembrados sobre la zona del tejar, hecho que paralizo a la sociedad veracruzana la cual horrorizada por la violencia que se vive no solo en la capital, sino en todo el estado exigía respuestas y resultados y donde se es bien sabido que se vive con miedo y zozobra.

Xalapa, Veracruz, 27 de enero-. Alrededor de las 2:30 de la mañana dos personas abren fuego desde el estacionamiento de un conocido centro nocturno hacia el interior del mismo, como resultado del atentado dos jóvenes pierden la vida y cuatro más resultan heridos, a poco más de 2 días del ingreso de la Policía Militar a la capital del estado, la cual suponía un cambio de estrategia en el tema de seguridad y con la cual se aseguraba la calma en la ciudad, la administración de Yunes recibió un nuevo y duro golpe.

Veracruz está de luto, ya no baila, no se ríe y no se canta; Xalapa perdió un artista de esos que nos alegraban con su música y que nos ayudaban a olvidar con sus notas esta triste realidad, hoy un trombón ya no sonara más en este plano terrenal y al ritmo de la salsa se fue uno joven más, uno de eso que tenía sueños y luchaba por ellos, uno de esos que no hacia el mal.

Veracruz exige resultados, pero recibe paliativos para este cáncer que padece, donde es evidente que las acciones de SSP están siendo rebasadas y donde al interior de esta secretaría se habla en voz baja sobre la incompetencia de sus mandos, a los cuales el puesto les ha quedado grande y lo cual es evidente con el ingresa la Policía Militar, la cual parece ser la única opción para regresar la calma a la capital estatal.


Etiquetas:




COMPARTIR EN REDES SOCIALES:
compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Entradas Similares

Voz del Ciudadano

CIUDADANO
ENVÍA TU MENSAJE O DENUNCIA

Últimos Post's

MEME AL DÍA

#MemeDialDía
img

Archivos en el Blog